No te dejes engañar por la estética, estos pancakes no quedaran como los tan bonitos pancakes que estamos acostumbrados a ver, mulliditos y con un color bastante uniforme, no… Pero están riquísimos y sobretodo… Sanísimos! Palabrita de #realfood! 😀

Ah! Un poco de culturilla: ¿Sabías que el 13 de Febrero es el día de las tortitas en el Reino Unido? Yo no tenía ni idea, y no sé por qué se me ha ocurrido escribir en Google “Día del Pancake”.

Bien, como siempre… no me gustan los royos… voy a ir al grano.

Ingredientes para unos 6 pancakes

2 platanos o bananas

2 huevos

1 tacita de café de copos avena

2 cucharadas pequeñitas (de las de café) de canela

(Opcional) 1 cucharada de Sirope de Ágave

Sí, sí… Ya está, ni harinas, ni leches… Nada…

Pasos de la receta

No te voy a engañar, a veces o casi siempre, me apremia el tiempo a pesar de estar de vacaciones. Qué os voy a contar a los que tenéis niños y madrugadores, por lo menos con los mios no puedo contar con que me dejen un rato sin peligrar el resultado final, si es que acabo la receta. Había leído otras recetas y pasos como: “Chafamos los plátanos con un tenedor, por otra parte trituramos los copos de avena…” Pues nada, yo derechita a la masa final que ya se estaba calentando demasiado la sartén.

Metí todos los ingredientes en la batidora y al 3 un minuto.

Mientras pongo una sartén pequeña a calentar con un chorrito de aceite.

Cuando tengo la masa y la sartén caliente (¡Nada de esperar a que salga humo! Que sino se quemará el pancake) con un cucharón sopero por ejemplo, para coger una medida, cojo masa y la echo poco a poco y siempre en el centro para que quede redonda la masa. Cuando veamos que empieza a hacer agujeritos la masa esperamos un poquito más y le damos la vuelta. Recordad que el aspecto no es lo que importa, os están saliendo buenísimas.

¡Muy importante! Decórala

Sírvela como más te guste, pero con alimentos reales.

Por ejemplo, con rodajas de plátano y unos pocos arándanos, y algo de sirope de ágave.

Con aguacate chafado, semillas de sésamo algo tostados y canela espolvoreada por encima.

Untadas con tahina, una banana cortada por la mitad a lo largo y trocitos de nueces o frutos secos.

Opciones hay las que quieras, encuentra la que mejor te vaya, mira la despensa y combina a tu gusto.

Quizás la primera no te salga demasiado bien, todo dependerá como siempre, del fuego, sartén y temperatura real que tengas, así que con un poco de atención sabrás encontrarle el punto a vuestro pancake.

Pues hasta aquí mi opción saludable y rica para el desayuno que quería compartir contigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.